20141204_170353-300x168

 

Asistimos, aprendimos, disfrutamos y participamos activamente en esta propuesta de cacharreo digital.

Trastear y crear nuevas instalaciones electrónicas y sonoras partiendo de cero.

Espectacular taller que impartió el gran javier alvarez  el miercoles y jueves 3 de diciembre de 2014.

Comenzamos interrogados con:

– ¿qué hacen los makers con lo que hacen?¿después?.

– ¿cómo se usa y qué se crea después de cacharrear?

Os dejo algunas pinceladas muy personales, conectadas y también inconexas, que apunté al vuelo en mi cuaderno, de esas dos jornadas fantásticas en ambos sentidos, que compartimos un grupo variopinto, amateur, e imaginativo bajo la experta batuta de javier.

“al enfrentarte a algo nuevo, irremediablemente buscas a qué se parece… y lo “coges” así… es un error, si algo se parece a una guitarra no tienes ni por qué cogerlo como una guitarra ni intentar que suene a guitarra. Es algo nuevo… haz algo nuevo.”

“el amateur tiene una estrategia crítica que hay que mantener conforme aprendes”.

“sal de tu zona de confort, no sigas provocando alegría o tristeza con esos acordes que ya sabes que funcionan… inténta provocar lo mismo de otra manera”.

“ostranenie” – desfamiliarización.

“grabar en super8 tiene algo muy importante que no te dan otros formatos, a parte de la estética:

– es muy caro, 3 minutos pueden costarte unos 45 euros.

– intervienes en el proceso químico de revelado posterior… añades partes personales allí también.

– es una película física, la puedes coger, doblar, quemar, abrazar…

“demoscene” – personas que “concursan” por ser capaces de meter el mayor número de información en un cacharro antiguo.

Alvin lucier

“la degradación, degradándose, degradadamente”

“un instrumento tiene que darte la posibilidad de fallar, ahí radica su emoción, si no, es un juguete”.

“circuit bending”.

“en la música no se puede perder la conciencia de que se está en directo, no puede ser repetible, tiene que aportar algo diferente a escuchar un disco, siempre”.

“el arte tiene que seguir teniendo la función de crear pensamiento crítico, de romper esquemas”.

“la capacidad de imaginación con los primeros ordenadores y videojuegos era tremenda…. Si os acordais del spectrum había que tener mucha imaginación para ver en ese bloque una nave espacial…”.

“nunca dejes de dibujar elefantes porque te digan que no se parece a un elefante… ¡¡peor para el elefante!!”.

“toca un piano, aunque no tengas ni idea de música, ¿quien dice cómo se tiene que tocar?”

Hubo tambien tiempo de discutir sobre divulgación entre todos, ya sabeis que es mi pasión.

Siempre que tengo ocasión, ya me conocéis, defiendo que todo esto, todos estos circuitos, estas tendencias, el arte, la tecnología, están como en una nebulosa aparte, atrapada entre la pereza de quien tendría que divulgarla, y el sentimiento cool de no hacerse mainstream… sí, lo creo. Y me enfada. Mucho.

Me rebatían la mayoría. Yo seguí en mis trece.

Defendí con pasión que a la mayoría de la gente no se llega porque no se quiere, no porque no quiera esa mayoría disfrutar, y aprender, y crear en estos campos. Simplemente les resultan lejanos, no encuentran puentes de principiante, y la información, o no llega o llega distorsionada en un lenguaje que no entienden…

Acabamos las jornadas con varios experimentos sonoros, algunos de los cuales, francamente, quedaron genial. Nos reímos muchísmo!!

cacharreo digital 1

cacharreo digital 2

 

Os dejaré el enlace a uno de ellos próximamente. Javier prometió reeditarlo y hacer una pieza con ello. :)

Cacharreo sonoro-digital

Deja un comentario